Un día de playa

La costa, que va desde Gironda a los Pirineos, cuenta con multitud de playas y centros turísticos costeros como Biscarrosse y Mimizan. Durante la temporada alta se organizan muchas actividades y la costa puede parecer atestada de turistas.

El Golfo de Vizcaya es uno de los predilectos para los surfistas. En ocasiones las olas inmensas aseguran el espectáculo, sin embargo, este mismo oleaje hace que nadar en estas aguas sea más peligroso. Por eso en estas playas hay socorristas de servicio. 

Subir a la duna más alta de Europa

La Duna de Pilat es la duna de arena más alta de toda Europa con 117 metros de alto y 3 kilómetros de largo. Merece la pena ascender a su cima por las vistas espectaculares del océano Atlántico y la Bahía de Arcachón. Quienes prefieran ahorrarse la subida de la duna podrán gozar de vistas similares desde la lujosa terraza del hotel restaurante La Co(o)rniche en Pyla.