Cocina

El suroeste de Francia es la tierra de la llamada 'paradoja francesa'. Por un lado el buen comer ha sido elevado a la categoría de arte y por el otro apenas se dan casos de problemas con el colesterol o enfermedades cardiovasculares. 

Las comidas habitualmente comienzan con una sopa de pescado, garbure (de col, otras hortalizas y carne), tourin (de tomate), ostras o una tarrina de hígado de pato. El siguiente plato es de pescado (salmón, anguila, alosa). A continuación viene el plato de carne que consiste en un cordero lechal de Pauillac, buey de Bazas, ganso o pato. En ocasiones especiales se acompaña la comida con apreciados foie gras, trufas, setas silvestres. La región también cuenta con un amplio repertorio de postres locales.

Ostras

Arcachón ofrece diversas opciones para disfrutar de las ostras y otros mariscos locales. También es posible hacerlo en un vivero de ostras en uno de tantos pequeños puertos. Si se decide por comerlas en Gujan-Mestras podrá visitar también la 'Maison de l'huître' y aprender sobre la historia del cultivo de ostras.